LAX

Posted in Televisión on febrero 4, 2010 by Ludwig Constantine

El pasado martes 2, se estrenó por fin, tras laaargos meses de espera, LAX, el primer episodio de la 6ª y última temporada de Perdidos. Esta vez había conseguido mantenerme prácticamente libre de spoilers, aunque al final acabé viendo una promo un par de días antes del estreno. De todas formas algo me había llegado sobre los nuevos derroteros que podría seguir la serie en esta temporada que, unido a algunas declaraciones de los productores que venían a decir, básicamente, que muchas cosas se iban a quedar sin explicar, hacían que no albergara demasiadas esperanzas en que no la fastidiaran al final.

Bien, mis miedos se han confirmado: resucitaciones, líneas temporales alternativas, personajes que-vuelven-pero-no… Se les ha ido la olla definitivamante y cada vez tengo menos claro que vayan a ser capaces de encontrar una forma de llevar esto hasta el final que se merece.

Una vez aclarado esto, tengo que decir que disfruté el doble capítulo cosa mala, llegando a ponerme bastante palote en algunos momentos. Es Lost ¿qué queréis?

10 películas de navidad (para ver en estas fechas)

Posted in Películas, Vídeos on diciembre 25, 2009 by Ludwig Constantine

– Eduardo Manostijeras (Tim Burton, 1990)

– Qué bello es vivir (Frank Capra, 1946)

– Gremlins (Joe Dante, 1984)

– Pesadilla antes de navidad (Henry Selick, 1993)

– El apartamento (Billy Wilder, 1960)

– La gran familia (Fernando Palacios,1962)

– Batman Returns (Tim Burton, 1992)

– Love actually (Richard Curtis, 2003)

-La jungla de cristal (John McTiernan, 1988)

– Solo en casa (Chris Colombus, 1990)

Clear eyes! Full hearts! Can´t lose!

Posted in Televisión on noviembre 12, 2009 by Ludwig Constantine

Lo bueno de tener que esperar tanto entre temporada y temporada de Perdidos, es que te da tiempo a descubrir series menos conocidas y, a veces, eso significa una agradable sorpresa. El año pasado me pasó con la sublime Battlestar Galactica (aunque haya quien no sepa apreciarla como la obra maestra que es), y este otoño me ha vuelto a pasar con Friday Night Lights.

friday1

 

Había leído algunas reseñas y críticas poniéndola por las nubes, pero su temática me echaba para atrás ¿Fútbol americano? ¿adolescentes? Uff, qué pereza. Sin embargo, una tarde vi en la videoteca de la facultad la primera temporada en DVD y decidí darle una oportunidad. Cuatro días después estaba bajándome la segunda y preguntándome cómo es posible que aquí nadie conozca esta serie (encontrar subtítulos decentes es casi una quimera) y en los States tenga audiencias casi marginales, mientras un culebrón como Anatomía de Grey ronda los 20 millones de espectadores. A BSG le pasaba algo parecido, pero era de un canal de cable como Sci Fi, no de la NBC, y uno pensaría que un tema como el fútbol americano tendría más tirón en el público yanqui. En cualquier caso, parece que el respaldo de la crítica y el prestigio de la serie es suficiente, de momento, para la cadena y hace un par de semanas se estrenó la cuarta temporada. Si sigue manteniendo el nivel de las dos primeras, no me extraña.

No dejéis que el fútbol os distraiga de lo que de verdad importa. El fútbol es el hilo conductor de la serie, está presente en todo momento y, de una forma u otra, afecta a todos los personajes. Toda la ciudad de Dillon vive pendiente de los partidos de los Panthers de los viernes por la noche, y raro es el capítulo en que no haya un partido. Sin embargo, no es una serie sobre fútbol. Igual que, aunque salgan adolescentes, no es una serie de adolescentes. Si dejáis a un lado los prejuicios descubriréis un auténtico retrato de un sector de la sociedad americana, con estupendos diálogos y unos personajes perfectamente definidos.

Precisamente, los personajes son unos de los puntos fuertes de FNL. A pesar de lo que pudiera parecer en un principio, no son arquetipos, sino que cada uno tiene múltiples matices que contribuyen a hacerlo creible. Y el trabajo de los actores es estupendo (la versión original es casi obligatoria, de verdad), prácticamente todos están bien. Y además, al ser una serie tan coral, todos tienen sus propias subtramas y sus momentos de lucimiento. Aunque, si hay un protagonista, sería el coach Taylor (un gran Kyle Chandler), el nuevo entrenador de los Panthers, sometido a todo tipo de presiones, que, poco a poco, se va haciendo a Dillon y su peculiar forma de vivir el fútbol. Con la inestimable ayuda de su esposa Tami, claro. Sus conversaciones, sus discusiones, y su relación en general, es lo mejor de la serie.

fridaycBest. Couple. Ever.

En lo referente a las tramas, aparte del deporte, tenemos un poco de todo: Padres ausentes, drogas, adulterios varios, los típicos problemas de adolescentes, rivalidad deportiva, racismo… Todo tratado de forma realista y directa, en lo que ayuda bastante el estilo casi documental en el que está rodada. Al principio cuesta un poco acostumbrarse a tanto movimiento de cámara en una serie, pero luego no te la puedes imaginar de otra manera.

Si, como yo, decidís darle una oportunidad sin ideas preconcebidas, os encontraréis con una de las mejores series americanas que se emiten actualmente.

En el Día del Libro, regala tebeos

Posted in Cómic on abril 23, 2009 by Ludwig Constantine

Vale, es un poco tarde, pero hasta ahora no he podido sentarme ante el ordenador, y todavía habrá alguna tienda abierta. Si no lo tenéis muy claro aquí os dejo una lista con posibles compras.

Fábulas. Una de las mejores series que vas a encontrar en las tiendas. Como toda serie más o menos larga, tiene sus bajones, pero algunos tomos, como el último, El buen Príncipe, son una maravilla.

fables3

Los muertos vivientes. Brutal, adictiva,terrorífica, emocionante… El mejor cómic de zombies que he leído (de hecho, mejor que la mayoría de películas, también).

the_walking_dead_48_cover

Watchmen. El reciente estreno de la película es una excusa tan buena como cualquier otra para conocer (si es que no lo has hecho ya) uno de los mejores cómics de todos los tiempos.

watchmen-cover

Sleeper. Lo mejor que he leído de Brubaker (y no es decir poco). Una historia de espías y agentes dobles en la que la línea entre buenos y malo es cuanto menos difusa.

sleeper_cover-thumb-300x452-11869

Cómos y porqués

Posted in Cómic on marzo 5, 2009 by Ludwig Constantine

Todo lo bueno se acaba, es la triste realidad. Y lo peor es cuando se acaban varias cosas buenas a la vez. Cómo si no fuera suficiente con que a Battlestar Galactica le queden sólo tres capítulos (en serio, si no la habéis visto nunca, os estáis perdiendo una de las mejores series de la historia), ayer terminé el último tomo de Y: El último hombre. Le tenía tantas ganas que tenía miedo de que mis propias expectativas jugasen en su contra, pero no sólo me ha gustado tanto como esperaba, sino que tengo que reconocer que me ha emocionado como pocas veces un cómic había conseguido. Concretamente, la escena de la  muerte de un personaje me tocó la fibra.  Después de cinco años (los mismos que pasan para los protagonistas) y 60 números  (o diez tomos), se puede decir que la serie ha tenido sus altibajos, pero al final ha vuelto a sus mejores niveles.

yelultimohombre1

Ha merecido la pena la dura y larga  espera desde el anterior tomo, evitando spoilers y opiniones de los que seguían la edición yanqui. A punto estuve de caer en la tentación cuando estuve en Londres y, al salir del Brittish, hice la parada de rigor en Gosh!, pero, ya con el cómic en mis manos, decidí esperar.

El último número del tomo en especial, es ,quizás, el mejor de toda la colección. Con un tono de melancolía general y una inevitable sensación de pérdida (no en vano, el título original del número es “Alas”, una interjección que se usa para expresar tristeza o dolor), tiene, sin embargo, una última pincelada de optimismo (esa última página es genial).

yelultimohombren08_01g Sí, es el cómic que leía Hurley

Alguna vez, en este mismo blog, he mencionado mi debilidad por esta serie y su guionista (y más desde que se incorporó al equipo de Perdidos), así que seguramente no sea muy objetivo en mis apreciaciones, pero Y: El último hombre ocupa un puesto de honor en mi estantería entre V de Vendetta y Fábulas. Uno de los mejores tebeos que he leído nunca, de verdad.

Lost again

Posted in Televisión on enero 24, 2009 by Ludwig Constantine

Después de tantos meses de espera que ya casi se nos había olvidado de qué iba, el miércoles se estrenó en Estados Unidos la 5ª temporada de Perdidos. Y además, para compensar un poco, con un capítulo doble. Desde luego empieza fuerte, pero aún no sé qué pensar. Por una parte me parece el mejor comienzo de temporada desde el primer capítulo, pero, por otro lado, me parece un desfase espaciotemporal de cuidado. La serie ha entrado de lleno en el campo de la ciencia ficción dura. Y por mí bien, que conste, pero siempre que consigan darle sentido, que una cosa es la ciencia ficción y otra el absurdo pseudocientífico. Creo que la serie tuvo su particular “salto del tiburón” con The Constant (uno de los mejores capítulos de la serie y de la televisón en general), donde se confirmó el camino que iba a seguir. En mi opinión, los responsables de la serie se han dado cuenta de que los que hemos llegado hasta aquí estaremos hasta el final pase lo que pase y han soltado el freno.

Cosas interesantes ( Con spoilers; si aún no has visto los capítulos y piensas verlos algún día yo no seguiría leyendo, forastero):

– Por fin sabemos cómo se llama el tío de los vídeos de orientación (alias Dr. Marvin Candle, alias Dr. Halliwax, alias…) y vemos más de la iniciativa Dharma. Aunque aún tenemos que descubrir cómo pierde el brazo. Quizás tenga algo que ver con los soldados que se ecuentran Juliet (la amo, por cierto) y Saywer y su manía de cortar miembros.

– Desmond es especial. Quizás por haber estado expuesto a la radiación de la escotilla o haber girado la llave al final de la 2ª temporada, el caso es que “las reglas” no sirven con él. En cualquier caso parece que esta temporada va a ser un personaje clave, y me alegro, porque, aparte de ser uno de mis 3 personajes favoritos, los capítulos centrados en él suelen ser los mejores (The constant, Flashes before your eyes, Live together, die alone).

– El otro personaje clave en todo este lío de viajes en el tiempo es Faraday ( Oh, Dan, ¿por qué has tardado tanto en aparecer?). Creo que va a ser uno de los protagonistas de la temporada y que tiene mucho que decir. El mejor de los nuevos de largo.

– Charlotte. Parece que necesita encontrar una constante cuanto antes. O quizás sea otra cosa, pero algo le pasa seguro. Y por la cara que pone Faraday cuando la mira, nada bueno.

– Richard. ¿Quién o qué es este tío? Por cierto, punto para mí con lo de la brújula. Me explico: cuando en Cabin fever Richard le hace el test del Dalai Lama a Locke yo aposté con mi hermana a que el objeto que tendría que haber elegido era la brújula. Parece que tenía razón.

– Sun. Huele a traición desde lejos. Mi teoría es que está trabajando con Widmore “infiltrándose” con los O6 para matar a Ben… y quizás a alguien más. Desde luego algo oculta.

– Ben. Parece que no está sólo. De hecho parece que ni siquiera es el que manda. ¿Son también Otros la de la carnicería y la señora Hawkings? ¿Qué pasó entre él y Sayid para que éste le diga a Hurley que huya de Ben cuando lo vea? Por supuesto, no está contando toda la verdad a Jack y, por supuesto, tiene algún plan maquiavélico en mente.

– La señora Hawkings. ¿Qué pinta esta tía en todo esto? ¿Es la madre de Faraday? Yo diría que sí, pero parece demasiado obvio. ¿ Y qué es eso de que tienen que volver en menos de 70 horas?

– Mi teoría personal sobre Jack: En mi opinión, el doctor puede acabar de dos maneras, o muere al final de la serie o se queda como líder de Los Otros.

En fin, lo dejo aquí, porque me emociono y no paro, pero es que hay tanto que comentar sólo en estos dos primeros episodios. Y dicen que el tercero es mejor que estos. Qué vicio más malo, por Jacob.

Appaloosa: Una del oeste

Posted in Películas on noviembre 28, 2008 by Ludwig Constantine

Lo primero que hay que decir de Appaloosa es que no es Sin Perdón. Es decir, no es una obra maestra del género. Ni siquiera es Open Range. Lo bueno es que no pretende serlo. Se conforma con ser una buena película. Una de ésas que te hacen pasar un buen rato y salir del cine con la sensación de haber empleado bien el dinero. Una de ésas que cada vez escasean más.

En realidad es un western clásico, que sigue los códigos del género y le añade algunos toques de humor (que no siempre funcionan) y de “buddy movie” (que sí funcionan). Si te gustan las películas del oeste, lo más probable es que ésta te guste. Mucho. Si no te gustan, ésta tampoco lo hará.

Ed Harris, además de dirigir, se reserva el papel del agente de la ley Virgil Cole, que, junto a su inseparable Everett Hitch (Viggo Mortensen) y su rifle del calibre ocho son contratados por las fuerzas vivas del pequeño pueblo de Appaloosa para que los libren de los abusos del ranchero Randall Bragg, convincentemente interpretado por Jeremy Irons. En realidad, todo lo que se refiere a los personajes masculinos funciona bien, especialmente la relación entre Harris y (el gran) Viggo Mortensen, de lejos lo mejor de la película. El problema aparece cuando entra en escena Renée Zellweger, de lejos lo peor de la película. Sencillamente no pega aquí. Renée está perfecta como Bridget Jones y similares, pero no me la creo en su papel de mujer seductora y un tanto manipuladora. Si tuviera la mitad de química con Ed Harris que Viggo Mortensen…. Me quedo con Ariadna Gil aunque salga diez minutos escasos.

Pero, a pesar de sus defectos, las virtudes de Appaloosa son suficientes para hacer de ella una buena película, de lo mejor de la cartelera, de hecho, que no es poca cosa.

appaloosa