Clear eyes! Full hearts! Can´t lose!

Lo bueno de tener que esperar tanto entre temporada y temporada de Perdidos, es que te da tiempo a descubrir series menos conocidas y, a veces, eso significa una agradable sorpresa. El año pasado me pasó con la sublime Battlestar Galactica (aunque haya quien no sepa apreciarla como la obra maestra que es), y este otoño me ha vuelto a pasar con Friday Night Lights.

friday1

 

Había leído algunas reseñas y críticas poniéndola por las nubes, pero su temática me echaba para atrás ¿Fútbol americano? ¿adolescentes? Uff, qué pereza. Sin embargo, una tarde vi en la videoteca de la facultad la primera temporada en DVD y decidí darle una oportunidad. Cuatro días después estaba bajándome la segunda y preguntándome cómo es posible que aquí nadie conozca esta serie (encontrar subtítulos decentes es casi una quimera) y en los States tenga audiencias casi marginales, mientras un culebrón como Anatomía de Grey ronda los 20 millones de espectadores. A BSG le pasaba algo parecido, pero era de un canal de cable como Sci Fi, no de la NBC, y uno pensaría que un tema como el fútbol americano tendría más tirón en el público yanqui. En cualquier caso, parece que el respaldo de la crítica y el prestigio de la serie es suficiente, de momento, para la cadena y hace un par de semanas se estrenó la cuarta temporada. Si sigue manteniendo el nivel de las dos primeras, no me extraña.

No dejéis que el fútbol os distraiga de lo que de verdad importa. El fútbol es el hilo conductor de la serie, está presente en todo momento y, de una forma u otra, afecta a todos los personajes. Toda la ciudad de Dillon vive pendiente de los partidos de los Panthers de los viernes por la noche, y raro es el capítulo en que no haya un partido. Sin embargo, no es una serie sobre fútbol. Igual que, aunque salgan adolescentes, no es una serie de adolescentes. Si dejáis a un lado los prejuicios descubriréis un auténtico retrato de un sector de la sociedad americana, con estupendos diálogos y unos personajes perfectamente definidos.

Precisamente, los personajes son unos de los puntos fuertes de FNL. A pesar de lo que pudiera parecer en un principio, no son arquetipos, sino que cada uno tiene múltiples matices que contribuyen a hacerlo creible. Y el trabajo de los actores es estupendo (la versión original es casi obligatoria, de verdad), prácticamente todos están bien. Y además, al ser una serie tan coral, todos tienen sus propias subtramas y sus momentos de lucimiento. Aunque, si hay un protagonista, sería el coach Taylor (un gran Kyle Chandler), el nuevo entrenador de los Panthers, sometido a todo tipo de presiones, que, poco a poco, se va haciendo a Dillon y su peculiar forma de vivir el fútbol. Con la inestimable ayuda de su esposa Tami, claro. Sus conversaciones, sus discusiones, y su relación en general, es lo mejor de la serie.

fridaycBest. Couple. Ever.

En lo referente a las tramas, aparte del deporte, tenemos un poco de todo: Padres ausentes, drogas, adulterios varios, los típicos problemas de adolescentes, rivalidad deportiva, racismo… Todo tratado de forma realista y directa, en lo que ayuda bastante el estilo casi documental en el que está rodada. Al principio cuesta un poco acostumbrarse a tanto movimiento de cámara en una serie, pero luego no te la puedes imaginar de otra manera.

Si, como yo, decidís darle una oportunidad sin ideas preconcebidas, os encontraréis con una de las mejores series americanas que se emiten actualmente.

Anuncios

2 comentarios to “Clear eyes! Full hearts! Can´t lose!”

  1. Yo me la pillé hace algunas semanas y está en mi lista de espera.
    Hoy he empezado con Breaking bad y el primer episodio es brutal, es de un aburrido profesor de química al que le detectan un cáncer inoperable y que decide dar un giro drástico a su vida.
    Estoy terminando con Arrested development, una parodia de series como Dallas o Falcon Crest a cargo de una familia disfuncional. Magnífico el guión, con situaciones desternillantes y magníficos los actores.

  2. Ludwig Constantine Says:

    De Breaking Bad sólo he escuchado maravillas. Es como FNL, una de esas series que no conoce casi nadie, pero que los que la han visto no dejan de recomendar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: